Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Gastroparesia

La gastroparesia es un trastorno que ralentiza o detiene el flujo de alimentos del estómago al intestino delgado. Este trastorno también es conocido como retraso o insuficiencia del vaciamiento gástrico. La causa es un problema de motilidad. Es el movimiento de los músculos del tubo digestivo. Esta afección no se debe a ninguna obstrucción en el estómago o el intestino delgado que impida el paso de los alimentos.

Para muchas personas, la gastroparesia es un problema que dura toda la vida. Sin embargo, el tratamiento puede aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones. En esta página obtendrá más información sobre la gastroparesia y su tratamiento.

Corte transversal de estómago y duodeno. El estómago está agrandado y tiene una parte caída. El contenido del estómago que queda en esa parte floja no puede moverse adecuadamente para salir del estómago y entrar en el duodeno.
La gastroparesia significa que la comida y los líquidos se mueven demasiado lentamente para salir del estómago hacia el duodeno.

Cómo se desarrolla la gastroparesia

Con una motilidad normal, las señales nerviosas indican a los músculos del estómago cuándo deben contraerse. Estos músculos mueven los alimentos desde el estómago hacia la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Con la gastroparesia, los nervios o los músculos están dañados. Esto provoca que la motilidad sea más lenta o se detenga completamente. Como resultado, la comida no puede pasar del estómago como debería al intestino delgado. Este retraso en el vaciado puede causar náuseas, vómitos y otros síntomas. Incluso puede provocar desnutrición. Además, pueden formarse bezoares (masas endurecidas de alimento) en el estómago y causar otras complicaciones.

Causas de la gastroparesia

Cualquiera de los siguientes factores puede causar gastroparesia:

  • Diabetes

  • Cirugía en cualquiera de los órganos del aparato digestivo, como el estómago o el intestino

  • Ciertos medicamentos, como los analgésicos fuertes (opioides) y algunos antidepresivos

  • Tiroides con baja actividad (hipotiroidismo)

  • Trastornos del sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple

  • Algunas enfermedades autoinmunes como la esclerodermia sistémica

  • Una infección viral estomacal

En muchos casos, la causa de la gastroparesia puede ser desconocida.

Síntomas de la gastroparesia

Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Náuseas y vómitos

  • Sentirse lleno muy pronto al comer

  • Dolor abdominal

  • Acidez o ardor en el estómago

  • Hinchazón o distensión en el estómago

  • Pérdida de peso

  • Falta de apetito

  • Niveles de azúcar en sangre demasiado altos o bajos (en las personas que tienen diabetes)

Diagnóstico de la gastroparesia

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. También le realizará un examen clínico. Además, suelen hacerse análisis de sangre y radiografías para revisar su salud y ver si hay otros problemas. Para confirmar el problema, es posible que necesite hacerse otras pruebas como las siguientes:

  • Endoscopia superior. Esta prueba se lleva a cabo para examinar el interior del estómago y del duodeno. Para ello, se utiliza un endoscopio. Es un tubo delgado y flexible con una cámara pequeña en el extremo. Este se introduce a través de la boca hasta el estómago y el duodeno.

  • Serie gastrointestinal superior. Se toman radiografías del tubo digestivo superior, desde la boca hasta el intestino delgado. En esta prueba se traga una sustancia llamada bario. El bario cubre el tubo digestivo superior para que sea claramente visible en las radiografías.

  • Gammagrafía de vaciamiento gástrico. Se mide la velocidad a la que los alimentos salen del estómago. Para esta prueba es necesario comer alimentos a los que se ha añadido una sustancia radioactiva no dañina llamada trazador. A continuación, se realiza la exploración del estómago. El trazador resulta claramente visible en las imágenes. Permite observar el movimiento de la comida en el estómago.

  • Manometría gástrica antroduodenal. Esta prueba mide la presión del estómago y del intestino delgado. Comprueba cómo funcionan las contracciones.

  • Endoscopia por cápsula inalámbrica. Para esta prueba, hay que tragar una cápsula inalámbrica. La cápsula mide el funcionamiento del vaciamiento estomacal y la velocidad con la que los alimentos y los líquidos se mueven hacia el intestino. La cápsula se expulsará del cuerpo al evacuar el intestino.

  • Prueba del aliento para medir el vaciamiento gástrico. La prueba del aliento para el vaciamiento gástrico (GEBT, por sus siglas en inglés) controla el vaciamiento estomacal. Mide la cantidad dióxido de carbono que exhala durante un período de varias horas luego de ingerir alimentos.

  • Acomodación gástrica por escintigrafía. Esta prueba permite medir los contenidos estomacales antes y después de una comida. También controla la manera en que se relaja el estómago luego de la ingesta de alimentos.

Tratamiento de la gastroparesia

El objetivo del tratamiento es ayudar a controlar su afección. El tratamiento puede incluir una o más de las siguientes opciones:

  • Cambios en la alimentación. Es posible que deba hacer cambios en sus hábitos alimentarios y en su dieta. Por ejemplo, el proveedor de atención médica podría indicarle que coma en cantidades más pequeñas durante el día. Esto evitará que se sienta lleno demasiado pronto. Podrían indicarle que siga una dieta líquida o blanda. Esto significa que deberá consumir alimentos líquidos o en forma de puré. Además, es posible que deba evitar los alimentos con alto contenido de grasas y fibra. Estos pueden ralentizar la digestión. Si necesita más ayuda sobre su dieta, su proveedor de atención médica puede derivarlo a un nutricionista. En casos graves, puede necesitar una sonda de alimentación. La sonda introduce alimentos o medicamentos líquidos directamente en el intestino delgado, sin pasar por el estómago.

  • Tratamiento de la diabetes. Si tiene diabetes, es importante que controle el azúcar en la sangre. Los niveles altos de azúcar pueden empeorar la gastroparesia. 

  • Medicamentos. Los medicamentos pueden ayudar a controlar algunos síntomas, como las náuseas y los vómitos. También pueden mejorar la motilidad gástrica. Cada medicamento tiene ciertos riesgos y efectos secundarios. Su proveedor de atención médica puede darle más información sobre los medicamentos que le hayan recetado. Además, si toma medicamentos opioides para el dolor y otros medicamentos específicos, es posible que su proveedor le recomiende dejarlos si es que contribuyen a su gastroparesia.

  • Cirugía. Puede necesitar una cirugía para que le coloquen un tubo en el estómago. La sonda extrae el exceso de aire y de líquido. Esto puede aliviar los síntomas graves de náuseas y vómitos. En casos poco frecuentes, pueden ser necesarios otros procedimientos quirúrgicos en el estómago o en el intestino delgado. Estos se realizan para crear un nuevo conducto por el que la comida pueda salir del estómago.

  • Estimulación eléctrica gástrica. Este tratamiento se hace con poca frecuencia y tal vez no esté disponible. Su proveedor de atención médica podrá darle más información sobre este tratamiento en el caso de que sea adecuado para usted.

La diabetes y la gastroparesia

Si tiene diabetes, la gastroparesia puede dificultar el control de su nivel de azúcar en la sangre. Deberá tomar medidas adicionales en su tratamiento para prevenir las complicaciones. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que puede hacer para proteger su salud. Para obtener más información, comuníquese con la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

Problemas a largo plazo 

Con tratamiento, la mayoría de las personas logran controlar sus síntomas y continuar con sus actividades normales. Si sus síntomas son moderados o graves, es posible que deba hacer visitas de control más frecuentes a su proveedor de atención médica. También es probable que necesite otros tratamientos.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 9/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.