Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Patógenos de transmisión hemática: Después de un accidente

Ya sea que las tareas de limpieza y mantenimiento formen parte de su trabajo habitual o no, en algún momento es posible que deba participar de la limpieza del lugar después de un accidente. La limpieza adecuada del lugar del accidente mantiene la sangre y otros fluidos corporales alejados de usted y las demás personas.

1. Limpie empleando medidas de seguridad

  • Use guantes de protección. También use protección para los ojos y la cara si pudiese haber salpicaduras.

  • Para destruir gérmenes peligrosos, use toallas desechables empapadas en un desinfectante aprobado.

  • Deseche esas toallas en bolsas o contenedores debidamente marcados como “peligros biológicos”.

2. Quítese su equipo de protección personal (EPP) con cuidado

  • Quítese la ropa separándola con cuidado de su cuerpo.

  • Colóquela en una bolsa para peligros biológicos a fin de que se la deseche o se la limpie debidamente.

  • Sáquese los guantes siguiendo los pasos que se indican en esta hoja.

  • Deseche sus guantes en una bolsa para peligros biológicos. NO los deseche junto con la basura común.

  • SIEMPRE lávese las manos después de quitarse el equipo de protección personal.

Primer paso para quitarse los guantes de manera segura.
Quítese con cuidado un guante de arriba hacia abajo. Sostenga el guante que se quitó con la mano en la que todavía tiene puesto el otro guante.

Segundo paso para quitarse los guantes de manera segura.
Utilice dos dedos para desprenderse el otro guante de la muñeca.

Tercer paso para quitarse los guantes de manera segura.
Continúe desprendiéndose el guante de modo que quede volteado y con el otro guante en su interior. Tenga mucho cuidado de no tocar su piel expuesta con la parte exterior del guante. Deseche los guantes en forma adecuada.

3. Lávese bien

  • Lávese las manos, las muñecas y los antebrazos justo después de haber ayudado a alguien o de haber limpiado el lugar. Lávese bien con jabón bajo el chorro de agua. Haga una buena cantidad de espuma. Restriegue entre los dedos y alrededor y debajo de las uñas. Lávese por lo menos durante 20 segundos. Luego, enjuáguese bien las manos y séquelas.

  • Si se salpicó con sangre o fluidos corporales en los ojos, lávelos muy bien en la estación para lavado de ojos. Deberá seguir el plan instaurado por su empleador para casos de exposición a patógenos de transmisión hemática. 

  • Si se salpicó con sangre o fluidos corporales o tiene la ropa o el cabello manchados, lávese el cuerpo entero.

Revisor médico: Horowitz, Diane, MD
Revisor médico: Sather, Rita, RN
Última revisión: 5/1/2018
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.