Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

La diabetes y su hijo: nivel bajo de azúcar en la sangre

El nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) ocurre cuando hay muy poca azúcar (glucosa) en la sangre de su hijo. Puede ocurrir por saltarse comidas o refrigerios, comer muy poco o tomar demasiada insulina o medicamentos para la diabetes. Mucha actividad física también puede causar niveles bajos de azúcar en la sangre, incluso horas después. En los casos graves, el nivel bajo de azúcar en la sangre puede causar convulsiones o desmayos.

Cómo reconocer un nivel bajo

Los síntomas son diferentes para cada persona. Su hijo puede sentir mareos, debilidad, hambre, dolor de cabeza, sudor o temblores. Su hijo puede parecer malhumorado o confundido. También puede parecer que tiene pesadillas o llora mientras duerme. La hipoglucemia grave puede causar convulsiones. Si los niveles bajos ocurren con mucha frecuencia, es posible que el niño ya no pueda sentirlos. Anime a su hijo a que reconozca sus síntomas y le cuente sobre ellos de inmediato.

Qué debe hacer

Ejemplos de 15 gramos de carbohidratos, donde se observan tabletas de glucosa, jugo de fruta y caramelos duros.

Estas son medidas que puede tomar:

  • Mantenga la calma para ayudar mejor a su hijo.

  • Controle el nivel de azúcar en la sangre de su hijo para asegurarse de que esté bajo. Si no puede verificarlo, trate el nivel bajo de azúcar en la sangre de todos modos.

  • Dele a su hijo de 15 a 20 gramos de azúcar de acción rápida. Por ejemplo, de 3 a 4 tabletas de glucosa, un tubo de gel de azúcar, un poco de glaseado de pastel o ½ taza (120 ml [4 onzas]) de jugo o refresco normal. Los refrescos dietéticos no ayudarán en absoluto. El chocolate, las galletas y otros dulces grasos no funcionarán tan rápido.

  • No use fuentes de carbohidratos con alto contenido de proteínas, como leche o frutos secos. Pueden aumentar la respuesta de la insulina a los carbohidratos de la alimentación.

  • De ser posible, vuelva a controlar el nivel de azúcar en la sangre en 15 minutos. Si todavía está bajo, dele a su hijo otros 15 a 20 gramos de azúcar de acción rápida.

  • Una vez que el nivel de azúcar en la sangre de su hijo sea normal, dele un tentempié o una comida para comer.

  • Si el nivel de azúcar en la sangre de su hijo no vuelve a subir, llame al proveedor de atención médica o lleve a su hijo a la sala de emergencias.

Cómo prevenir un nivel bajo de azúcar en la sangre

Estos consejos pueden ayudar a su hijo:

  • Verifique que su hijo coma comidas y refrigerios a las horas que corresponden y que coma antes de hacer ejercicio.

  • Asegúrese de que su hijo lleve azúcar de acción rápida.

  • No inyecte insulina cerca de un músculo que se va a ejercitar.

  • Controle el nivel de azúcar en la sangre del niño con frecuencia, especialmente después de hacer ejercicio y antes de acostarse.

  • De manera apropiada para su edad, enséñele a su hijo sobre el nivel bajo de azúcar en la sangre y cómo controlarlo.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo si el niño puede recibir insulina de acción rápida después de las comidas. De esa manera, estará seguro de cuánto ha comido su hijo antes de recibir la inyección.

  • Mantenga un registro detallado del nivel de azúcar en la sangre de su hijo, incluidos los niveles bajos. Hable sobre esto con el proveedor de atención médica de su hijo en el próximo control. Si su hijo sigue teniendo niveles bajos de azúcar en la sangre, pregunte acerca de una bomba de insulina. Es posible que su hijo esté mejor con una bomba en lugar de muchas inyecciones.

Sugerencias

Algunos consejos adicionales:

  • Tenga azúcares de acción rápida a mano.

  • Controle el nivel de azúcar en la sangre con frecuencia, especialmente después de hacer ejercicio y antes de acostarse.

  • Tenga siempre a mano un botiquín de emergencia para la diabetes. Verifique que la escuela o la guardería de su hijo también tengan un kit de emergencia.

Inyecciones de glucagón

Para un nivel muy bajo de azúcar en la sangre, es posible que su hijo necesite una inyección de glucagón. También puede necesitarla si no puede tomar glucosa oral porque está vomitando, muy mal como para tragar o inconsciente. El glucagón es un medicamento que libera la glucosa ya almacenada en el cuerpo del niño. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo acerca de los kits de emergencia de glucagón para el hogar y la escuela. 

Revisor médico: Pat F Bass MD MPH
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Robert Hurd MD
Última revisión: 1/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.