Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Cirugía para reparar el tendón de Aquiles

¿Qué es la cirugía para reparar el tendón de Aquiles?

La cirugía para reparar el tendón de Aquiles se hace para corregir un tendón de Aquiles dañado.

El tendón de Aquiles es un cordón fuerte y fibroso que se encuentra en la parte inferior de la pierna. Conecta los músculos de la pantorrilla al talón. Es el tendón más grande del cuerpo. Lo ayuda a caminar, correr y saltar.

En algunos casos, el tendón de Aquiles puede desgarrarse o romperse al hacer una fuerza intensa y repentina. Esto puede ocurrir durante una actividad física fuerte, cuando se mueve más rápido o gira el pie de forma repentina. Tener un pie que se tuerce demasiado hacia afuera puede aumentar el riesgo de que se le desgarre le tendón. La rotura del tendón de Aquiles puede producir dolor e hinchazón en la zona del talón, que tal vez no le permita flexionar el pie hacia abajo.

El tendón de Aquiles también puede desgastarse, lo que se conoce como tendinitis o tendinopatía. Esto puede causar síntomas como dolor y rigidez en el tendón de Aquiles y en la parte posterior del talón. Con mayor frecuencia, esto sucede por el uso excesivo y el esfuerzo repetido del tendón. Puede ocurrir por el esfuerzo repetido en el tendón, especialmente si hace poco comenzó a hacer más actividad física. Tener músculos de la pantorrilla cortos puede aumentar el riesgo de tener tendinopatía.

Durante la cirugía, le harán una incisión en la parte posterior de la pantorrilla. Si el tendón está roto, el cirujano volverá a unir el tendón con puntos. Si el tendón está desgastado, el cirujano puede extirpar la parte dañada del tendón y reparar el resto con puntos. Si hay daños graves en gran parte del tendón, el cirujano podría reemplazar el tendón de Aquiles de forma parcial o total. Esto se hace con un tendón que se saca de otra parte del pie.

En algunos casos, la cirugía para reparar el tendón de Aquiles se realiza como un procedimiento mínimamente invasivo con varias incisiones pequeñas en lugar de una grande. Se puede usar un instrumento especial con una cámara pequeña y una luz para ayudar a reparar el tendón.

¿Por qué podría necesitar una cirugía para reparar el tendón de Aquiles?

Si se desgarró el tendón, es posible que necesite una cirugía de tendón de Aquiles. Se recomienda una cirugía en la mayoría de los casos de ruptura de tendón de Aquiles. Pero en algunos casos, es posible que su proveedor de atención médica le sugiera hacer primero otros tratamientos. Estos pueden incluir analgésicos o el uso temporal de un yeso o bota para evitar que la pierna se mueva. Es posible que su proveedor no le recomiende una cirugía si tiene determinadas afecciones, como diabetes y neuropatía en las piernas.

También es posible que necesite cirugía para reparar el tendón de Aquiles si tiene tendinopatía. En la mayoría de los casos, pueden usarse otros tratamientos para tratar la tendinopatía. Estos incluyen hacer reposo del pie, usar hielo y analgésicos, y colocarse una férula u otro dispositivo para evitar que el pie se mueva. La fisioterapia también puede ayudar. Si todavía tiene síntomas al cabo de 6 meses, el proveedor podría recomendarle una cirugía.

Según el tipo de problema que tenga, la cirugía de tendón de Aquiles podría ser lo más adecuado para usted. Hable con su proveedor acerca de los riesgos y los beneficios de las opciones que tiene.

Riesgos de la cirugía de reparación del tendón de Aquiles

Toda cirugía tiene algunos riesgos. Los riesgos de la cirugía para reparar el tendón de Aquiles incluyen los siguientes:

  • Sangrado excesivo

  • Daño en los nervios

  • Infección

  • Coágulo de sangre

  • Problemas con la cicatrización de las heridas

  • Debilidad de la pantorrilla

  • Complicaciones de la anestesia

  • Dolor persistente en el pie y el tobillo

  • Reruptura del tendón de Aquiles

Sus propios riesgos dependerán de su edad, su estado general de salud, el tipo de cirugía realizada y la forma del pie, los músculos de la pierna y los tendones. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier preocupación que tenga. El proveedor le explicará los riesgos que más se aplican a su caso.

¿Cómo me preparo para una cirugía para reparar el tendón de Aquiles?

Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo prepararse para su cirugía. Dígale todos los medicamentos que usa. Esto incluye todos los medicamentos de venta libre, como la aspirina. Es posible que deba dejar de administrarse algunos medicamentos antes del procedimiento, como los anticoagulantes (diluyentes de la sangre). Si fuma, deberá dejar de hacerlo antes de la cirugía. Fumar puede retrasar su recuperación. Hable con su proveedor si necesita ayuda para dejar de fumar.

Antes de su cirugía, puede que deban hacerle pruebas de diagnóstico por imágenes. Por ejemplo, ecografía, radiografía o resonancia magnética.

No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a la operación. Informe a su proveedor sobre todo cambio que haya habido recientemente en su salud, por ejemplo, fiebre.

También es posible que necesite planear hacer algunos cambios en su casa para colaborar con su recuperación. Esto es porque no podrá apoyar normalmente el pie por un tiempo. Organice para que alguien lo lleve a su casa después del procedimiento.

¿Qué sucede durante la cirugía para reparar el tendón de Aquiles?

La cirugía de tendón de Aquiles puede realizarse con varios métodos. Un traumatólogo (cirujano ortopedista) y un equipo de proveedores de atención médica especializados son quienes hacen esta cirugía. Consulte a su cirujano sobre los detalles de su cirugía. La cirugía puede llevar un par de horas. Durante su cirugía:

  • Es posible que le administren anestesia raquídea. Así, no sentirá nada de la cintura para abajo. Probablemente también lo sedarán. Eso lo ayudará a dormir durante la cirugía.

  • Un proveedor le controlará los signos vitales, como la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

  • El cirujano le hará una incisión en la piel y el músculo de la pantorrilla. Si le hacen una cirugía mínimamente invasiva, el cirujano hará varias incisiones pequeñas. Luego, puede usar una cámara pequeña con luz para ayudarse en la cirugía

  • y hará una incisión a través de la vaina que recubre el tendón. El cirujano quitará las partes dañadas del tendón o reparará el desgarro en el tendón.

  • Es posible que su cirujano le quite otro tendón del pie. Luego, este se usa para reemplazar una parte o la totalidad del tendón de Aquiles.

  • El cirujano hará también las demás reparaciones que sean necesarias.

  • Finalmente, cerrará con suturas las capas de piel y músculo alrededor de la pantorrilla.

¿Qué sucede después de la cirugía para reparar el tendón de Aquiles?

Un proveedor de atención médica lo vigilará por algunas horas después de su cirugía. Cuando despierte, es probable que tenga el tobillo en una férula. Es para evitar que se mueva. La cirugía del tendón de Aquiles suele ser un procedimiento ambulatorio. Eso significa que puede volver a su casa ese mismo día.

Sentirá un poco de dolor después de la cirugía, especialmente, los primeros días, pero le darán medicamentos (analgésicos) para ayudar a aliviarle el dolor. Mantenga la pierna elevada siempre que sea posible. Esto puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Asegúrese de decirle a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene fiebre alta o si empeora el dolor en el tobillo o la pantorrilla. Después de la cirugía, es probable que pueda usar muletas. Esto es para que pueda moverse sin apoyar el peso sobre la pierna afectada.

Unos 10 días después de su cirugía, deberá regresar a ver al proveedor para que le quiten los puntos. Su proveedor podría reemplazarle la férula por un yeso en ese momento. En ese caso, siga todas las instrucciones sobre cómo mantener seco el yeso. O bien, puede que su proveedor le dé una bota especial removible en lugar del yeso.

Su proveedor le dará instrucciones sobre cuándo puede poner peso sobre la pierna. Le dirá cómo fortalecer los músculos del tobillo y de la pierna mientras se recupera. Tal vez necesite hacer fisioterapia para ayudar con su recuperación. Puede necesitar hasta 12 meses de rehabilitación hasta que ya no sienta ningún dolor.

Asegúrese de seguir todas las instrucciones que su proveedor le dé sobre sus medicamentos, cómo cuidar de su herida y los ejercicios que debe hacer. Eso ayudará a garantizar que la cirugía sea todo un éxito.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.