Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Sigmoidoscopia

¿Qué es la sigmoidoscopia?

Una sigmoidoscopia es una prueba de diagnóstico por imágenes para revisar la parte inferior del colon o intestino grueso (el colon sigmoide). Esta parte del colon se encuentra cerca del recto y del ano.

 Una sigmoidoscopia puede ayudar a descubrir por qué tiene lo siguiente:

  • Diarrea

  • Dolor abdominal

  • Estreñimiento

  • Crecimientos anormales (pólipos)

  • Sangrado

También puede hacerse una sigmoidoscopia para tomar una muestra de tejido o biopsia. Además, se puede usar para extraer pólipos o venas inflamadas del recto y del ano (hemorroides). También se hace para detectar el cáncer colorrectal.

La sigmoidoscopia se realiza a través de un tubo flexible y delgado (sigmoidoscopio). El tubo tiene una pequeña luz y una cámara en el extremo. El proveedor de atención médica introduce el tubo a través del ano y lo mueve lentamente por el recto hasta la parte inferior del colon. El tubo sopla aire en el colon. Esto hará que se expanda un poco para que sea más fácil ver.

¿Por qué podría necesitar una sigmoidoscopia?

Se puede hacer una sigmoidoscopia para ver o diagnosticar determinados problemas en la parte inferior del colon, como los siguientes:

  • Crecimientos anormales (pólipos)

  • Tumores

  • Llagas (úlceras)

  • Enrojecimiento e inflamación (hinchazón)

  • Venas inflamadas del recto y del ano (hemorroides)

  • Bolsas en la pared del colon (divertículos)

  • Estrechamiento de la parte inferior del colon (estenosis)

También se puede usar para descubrir la causa de ciertos cambios recientes:

  • Sus hábitos intestinales

  • Dolor en la parte inferior del abdomen

  • Comezón alrededor del ano

  • Sangre o mucosidad en sus heces

  • Bajos niveles de hierro o recuento bajo de glóbulos rojos

La sigmoidoscopia es un tipo de prueba que se usa para detectar el cáncer colorrectal. En el caso de las personas que tienen un riesgo promedio, la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) y el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) recomiendan hacerse las pruebas de detección de cáncer colorrectal a partir de los 45 años. Consulte con su proveedor de atención médica sobre cuál es el mejor plan de detección para usted. Hay muchas opciones disponibles para detectar el cáncer de colon.

Es posible que el proveedor de atención médica tenga otros motivos para indicarle una sigmoidoscopia. Si una sigmoidoscopia muestra pólipos, es posible que necesite realizarse una colonoscopia como siguiente paso para revisar el resto del colon.

¿Cuáles son los riesgos de una sigmoidoscopia?

Los problemas que pueden ocurrir con una sigmoidoscopia incluyen los siguientes:

  • Sangrado continuo después de la biopsia

  • Inflamación de la membrana que cubre el abdomen (peritonitis)

  • Un agujero o perforación en la pared intestinal (poco frecuente)

Algunas cosas pueden interferir con una sigmoidoscopia. Estas incluyen lo siguiente:

  • Usar enemas laxantes antes del estudio. Estos pueden irritar el revestimiento del colon.

  • Tener bario en el colon de otro estudio reciente realizado para revisar el colon.

  • No preparar el intestino correctamente antes del procedimiento.

  • Tener problemas que pueden impedir que el tubo se desplace. Estos incluyen un estrechamiento del colon (estenosis), cicatrices quirúrgicas (adhesiones) o una enfermedad inflamatoria crónica.

  • Sangrado rectal. Esto tal vez no permita tener una visión clara de la zona.

Es posible que usted tenga otros riesgos. Hable con su proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una sigmoidoscopia?

  • El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Hágale todas las preguntas que tenga.

  • Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para hacer el estudio. Antes de firmar, lea el formulario atentamente y haga preguntas si algo no está claro.

  • También le darán instrucciones específicas sobre no comer (ayunar) o seguir una dieta especial antes del estudio.

  • Informe a su proveedor si está embarazada o piensa que podría estarlo.

  • Informe a su proveedor si tiene alergia o sensibilidad a cualquier medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a medicamentos anestésicos (locales y generales).

  • Informe a su proveedor sobre todos los medicamentos que se administre. Eso incluye tanto los medicamentos recetados como los de venta libre. También incluye las vitaminas, las hierbas medicinales y otros suplementos.

  • Informe a su proveedor si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos. Hágale saber a su proveedor si toma anticoagulantes, aspirinas, ibuprofeno u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Tal vez tenga que dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Informe a su proveedor si hace poco ha tenido una enfermedad, como una infección.

  • Su proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo preparar el intestino para el procedimiento. Es posible que le pidan que tome un laxante o utilice un enema o un supositorio laxante rectal. O puede que tenga que beber un líquido especial que le ayude a preparar el intestino.

  • Por lo general, no necesitará medicamentos para ayudarlo a relajarse (sedación) ni que lo duerman (anestesia) antes del estudio.

  • Siga toda instrucción que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué sucede durante una sigmoidoscopia?

Pueden hacerle una sigmoidoscopia de forma ambulatoria o durante una hospitalización. La forma en que se hace la prueba puede variar según su afección y las prácticas de su proveedor de atención médica.

En general, una sigmoidoscopia sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite las joyas u otros objetos que puedan entorpecer el procedimiento.

  2. Es posible que le soliciten que se quite la ropa. De ser así, le darán una bata.

  3. Se le pedirá que se acueste sobre una camilla sobre su lado izquierdo con sus rodillas recogidas hacia el pecho. O tal vez lo coloquen en posición genupectoral. En esta posición, se arrodilla con la cabeza y el tórax inclinados hacia abajo, apoyados sobre la camilla.

  4. El proveedor le hará un tacto rectal para controlar si hay sangre, mucosidad o heces. También le agrandará (dilatará) suavemente el ano.

  5. El proveedor introducirá poco a poco un tubo lubricado en el ano. Luego, lo moverá lentamente a través del recto hasta la parte inferior del colon. Después de revisar la parte inferior del colon, se retirará el tubo.

  6. Una sigmoidoscopia se puede realizar junto con un estudio para revisar el ano (anoscopia) o el ano y el recto (proctoscopia). Si se realiza otro estudio, el proveedor usará un tubo para revisar la parte inferior del recto o el conducto anal.

  7. Una sigmoidoscopia puede causar molestias leves. Quizás sienta una necesidad urgente de evacuar el intestino cuando se introduzca el tubo. También podrá tener breves espasmos musculares o dolor en la parte inferior del abdomen durante el estudio. Respirar hondo mientras le colocan el tubo puede ayudar a disminuir el dolor.

  8. El proveedor inyectará aire en el intestino para que sea más fácil ver la zona. Se puede utilizar un dispositivo de succión para eliminar las heces líquidas.

  9. Durante el estudio, el proveedor puede tomar muestras de tejido (biopsia) del recubrimiento del intestino grueso. Esto se hace con un cepillo especial, fórceps o un hisopo.

  10. Si se detecta un pólipo, puede que se lo extraigan, le hagan una biopsia o lo dejen hasta que se haga otra cirugía.

  11. Cuando finalice el estudio, retirarán el instrumento.

¿Qué sucede después de una sigmoidoscopia?

Deberá quedarse acostado de lado o de espalda durante unos minutos antes de levantarse de la camilla. Muévase lentamente cuando se ponga de pie. Esto lo ayudará a sentirse menos mareado por haber estado con la cabeza hacia abajo durante el estudio.

A menos que el proveedor de atención médica le dé otras instrucciones, podrá retomar su dieta y sus actividades habituales.

Si le hicieron una biopsia o le extrajeron un pólipo durante el estudio, es posible que vea una pequeña cantidad de sangre en las deposiciones. El sangrado debería cesar aproximadamente en un día.

Después del estudio, es probable que tenga muchas flatulencias y sienta dolores causados por los gases. Esto es normal. Caminar y moverse puede ayudar a aliviar cualquier dolor leve.

Llame a su proveedor de atención médica si nota lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos

  • Sangrado del recto que dura más de un día

  • Dolor o hinchazón en el abdomen

  • Incapacidad para expulsar los gases

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Última revisión: 9/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.