Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Proporción de lecitina-esfingomielina (en líquido amniótico)

¿Esta prueba tiene otros nombres?

Proporción L/E

¿Qué es esta prueba?

Es un análisis para medir la cantidad de 2 sustancias que se encuentran en el líquido amniótico durante el embarazo. Estas sustancias se llaman lecitina y esfingomielina y son surfactantes. Son sustancias químicas producidas por los pulmones que contribuyen a que funcionen correctamente. Sin surfactantes, los pequeños sacos de aire en los pulmones (alvéolos) colapsarían. Esto impediría que el oxígeno ingresara en el torrente sanguíneo.

En los últimos 3 meses de embarazo, los surfactantes de los pulmones de su bebé pueden pasar libremente al líquido amniótico. Una vez que el surfactante pasa a formar parte del líquido amniótico, su proveedor de atención médica puede medirlo.

En un embarazo normal, la concentración de lecitina en el líquido amniótico continúa aumentando. Sin embargo, la concentración de esfingomielina permanece casi igual durante todo el embarazo. Su proveedor de atención médica comparará la concentración de cada surfactante. De ese modo, puede averiguar qué tan maduros están los pulmones de su bebé. Si la cantidad de lecitina es mayor en comparación con la cantidad de esfingomielina, es más probable que los pulmones del bebé estén maduros.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Es posible que se la realicen si está embarazada y espera dar a luz antes de las 39 semanas o si su proveedor de atención médica no sabe con exactitud de cuántas semanas de embarazo está. Es probable que no le hagan esta prueba si es posible que su bebé nazca antes de las 32 semanas. Hasta ese momento, los pulmones del bebé no estarán maduros. No necesitará una prueba para observar esto.

En un feto en desarrollo, los pulmones son el factor fundamental para averiguar si un bebé está listo para vivir fuera del útero. Muchos proveedores de atención médica usan los análisis de laboratorio para predecir si los pulmones de su bebé están maduros antes del parto.

Usted puede tener riesgo de parto prematuro si tiene alguna de estas afecciones:

  • Diabetes gestacional.

  • Presión arterial alta durante el embarazo.

  • Si rompe bolsa de manera prematura (rotura prematura del amnios o membrana amniótica).

  • La placenta no puede alimentar completamente al feto en desarrollo (insuficiencia placentaria). 

  • Enfermedad hemolítica neonatal (eritroblastosis).

¿Qué otras pruebas podrían hacerme junto con esta?

Le pueden realizar esta prueba como parte de un procedimiento denominado amniocentesis. En la amniocentesis, su proveedor de atención médica recolecta líquido amniótico para medir varios otros valores de laboratorio.

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Los resultados de la prueba pueden variar según su edad, género, antecedentes médicos, el método utilizado para el análisis y otros factores. Es posible que los resultados no signifiquen que tenga algún problema. Para saber qué significan, hable con su proveedor de atención médica.

Los resultados se indican como una proporción entre la lecitina y la esfingomielina. Los rangos de los resultados son los siguientes:

  • Proporción menor de 1.5:1. Significa que los pulmones de su bebé aún no están maduros. Si naciera ahora, su bebé podría tener problemas para respirar.

  • Proporción entre 1.5:1 y 1.9:1. Significa que su bebé puede estar en riesgo de tener pulmones inmaduros y problemas para respirar.

  • Una proporción de más de 2:1. Significa que los pulmones de su bebé están maduros y que está listo para sobrevivir fuera del útero.

En algunos casos, es posible que su proveedor de atención médica quiera ver otro resultado. Por ejemplo, si tiene diabetes o una enfermedad renal, es posible que su proveedor de atención médica quiera que el valor sea mayor de 3.5:1. Esto se realiza para asegurarse de que los pulmones de su bebé estén maduros. 

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para esta prueba, se requiere una muestra de líquido amniótico. El líquido amniótico puede recolectarse de 2 maneras:

  • Amniocentesis. Su proveedor de atención médica le insertará una aguja larga en el abdomen para llegar al útero y recolectar la muestra.

  • Recolección directa del líquido vaginal. Si rompe bolsa, su proveedor puede recolectar líquido amniótico acumulado en la vagina.

¿Esta prueba implica algún riesgo?

Si se realiza la amniocentesis, los riesgos pueden incluir lo siguiente:

  • Pérdida de líquido amniótico. En ocasiones, esto puede provocar una infección, lo que puede conducir a un aborto espontáneo en las primeras etapas del embarazo o trabajo de parto y parto prematuro en etapas posteriores del embarazo.

  • Lesión al bebé. Esto puede ocurrir si la aguja toca al feto.

  • Pérdida de sangre desde la placenta hacia su propio torrente sanguíneo. Esto puede causarle problemas en embarazos posteriores.

¿Qué factores podrían afectar los resultados de mi prueba?

Numerosos factores pueden afectar los resultados. Entre estos se incluyen los siguientes:

  • Presencia de sangre del feto o de la madre en el líquido amniótico.

  • Volúmenes anormalmente altos de líquido amniótico, lo que puede dar valores bajos falsos en el análisis.

  • Heces fetales (meconio). Esto sucede si el feto evacúa los intestinos en el útero.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

No necesita prepararse para esta prueba. Si rompe bolsa de manera prematura, es importante informar a su proveedor de atención médica sobre la cantidad y el color del líquido. Avise si es transparente, turbio o de tinte marrón, rosado o rojo.

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.