Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Apendicitis

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una emergencia médica. Se produce cuando el apéndice duele, se inflama y se enferma.

El apéndice es un conducto delgado que está unido al intestino grueso. Se ubica en el extremo inferior derecho del abdomen. En los niños pequeños, el apéndice funciona como parte del sistema inmunitario. El sistema inmunitario ayuda al cuerpo a combatir las enfermedades. Al crecer, el apéndice deja de tener esta función. Otras partes del cuerpo ayudan a combatir las infecciones.

El apéndice no sigue funcionando con los años, pero puede infectarse. Si no se trata, puede perforarse. En ese caso, es grave y puede provocar una infección más importante e incluso la muerte.

¿Cuáles son las causas de la apendicitis?

La apendicitis casi siempre se produce cuando hay algo dentro del apéndice que se bloquea. Entonces, se inflama y la obstrucción empeora. La infección empieza por las bacterias que siempre están en los intestinos. Si tiene apendicitis, existe un riesgo grave de que el apéndice se perfore. Puede producirse en apenas 48 a 72 horas desde que empieza a tener los síntomas. Por este motivo, la apendicitis es una emergencia médica. Si tiene síntomas, consulte de inmediato con su proveedor de atención médica.

La apendicitis puede deberse a diversas infecciones, como virus, bacterias o parásitos, que están en el tubo digestivo. O quizás se produzca cuando el conducto que une el apéndice con el intestino grueso se obstruye o quedan heces atascadas. En ocasiones, los tumores puede causar apendicitis.

Entonces, el apéndice duele y se inflama. El suministro de sangre que llega al apéndice se detiene a medida que empeoran la inflamación y el dolor. Todos los órganos del cuerpo necesitan la cantidad adecuada de aporte de sangre para funcionar correctamente.

Sin esa cantidad de sangre, el apéndice comienza a morir. Se desgarra, y sus paredes comienzan a tener perforaciones. Estas perforaciones permiten que las heces, la mucosidad, las bacterias y otras sustancias se filtren y entren en el abdomen. Es posible que presente peritonitis, una infección grave en todo el abdomen que se produce cuando el apéndice u otra parte de los intestinos o del estómago tienen una perforación.

¿Quiénes están en riesgo de tener apendicitis?

La apendicitis es la causa más común de dolor abdominal repentino que requiere cirugía. Se produce con mayor frecuencia en los adolescentes y los adultos jóvenes de hasta 30 años, pero puede ocurrir a cualquier edad. Tener antecedentes familiares de apendicitis puede aumentar el riesgo, en especial para los varones.

¿Cuáles son los síntomas de la apendicitis?

A continuación se mencionan los síntomas comunes de la apendicitis, que pueden variar en cada persona.

El dolor del abdomen es el síntoma más frecuente. Este dolor puede tener las siguientes características:

  • Puede comenzar alrededor del ombligo y trasladarse a la parte inferior derecha del abdomen, o puede empezar en el sector inferior derecho del abdomen.

  • Suele empeorar a medida que pasa el tiempo.

  • Es posible que se sienta peor al moverse, respirar hondo, cuando lo tocan y cuando tose o estornuda.

  • Si el apéndice se perfora, quizás lo sienta en todo el abdomen.

Otros síntomas comunes:

  • Malestar estomacal y vómitos

  • Falta de apetito

  • Fiebre y escalofríos

  • Dificultades para evacuar los intestinos (estreñimiento)

  • Diarrea

  • Dificultad para eliminar los gases

  • Inflamación del abdomen

No use analgésicos. Podrían ocultar síntomas que su proveedor de atención médica necesita saber.

Los síntomas de la apendicitis pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención médica para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

Su proveedor le preguntará sobre sus antecedentes médicos y le hará una exploración física. También es posible que le pidan estas pruebas:

  • Análisis de sangre. Para revisar si hay signos de infección, como un recuento elevado de glóbulos blancos.

  • Análisis de orina. Para ver si tiene una infección urinaria.

También es posible que le hagan pruebas de diagnóstico por imágenes, entre ellas las siguientes:

  • Ecografía abdominal. Permite ver los órganos internos en funcionamiento y revisar cómo fluye la sangre por diferentes vasos sanguíneos.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba de rayos X computarizada se obtienen imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, como los huesos, los músculos, la grasa y los órganos.

  • Resonancia magnética. Se usan imanes grandes y ondas de radio para ver detalles distintos de los que se ven en una tomografía computarizada. En ocasiones, se usa para diagnosticar la apendicitis en vez de usar una tomografía computarizada, en especial en una embarazada.

¿Cómo se trata la apendicitis?

La apendicitis es una emergencia médica. Es probable que el apéndice se rompa y provoque una infección grave y mortal. Por este motivo, lo más probable es que el proveedor de atención médica le indique que se necesita una cirugía para extirpar el apéndice.

Luego, se extirpará el apéndice de alguna de las siguientes maneras:

  • Método de cirugía abierta tradicional. Le pondrán anestesia. Se hará un corte (incisión) en el extremo inferior derecho del abdomen. Cuando el cirujano llegue al apéndice, lo extirpará. Si se ha roto, es posible que coloque un pequeño tubo (derivación) para drenar el pus y otros líquidos del abdomen. Le quitarán la derivación en unos días, cuando el cirujano considere que la infección ha desaparecido.

  • Método laparoscópico. Le pondrán anestesia. En esta cirugía, se usarán varios cortes (incisiones) pequeños y un instrumento con una cámara (laparoscopio) para ver el interior del abdomen. Los instrumentos quirúrgicos se introducirán a través de uno o más cortes pequeños. Se insertará el laparoscopio a través de otro corte. Por lo general, es posible hacer una laparoscopia incluso si el apéndice ya se perforó.

Si el apéndice no se perforó, la recuperación de la cirugía para extirpar el apéndice (apendicectomía) solo le llevará unos días. Si el apéndice se perforó, el tiempo de recuperación será más prolongado y necesitará antibióticos.

Si la infección alrededor del apéndice es demasiado grave para hacer una cirugía inmediata, le darán tratamiento con antibióticos y un drenaje durante unas semanas. La cirugía para extirpar el apéndice se hará más adelante.

Puede tener una vida normal sin el apéndice. Por lo general, no se necesitan cambios en la dieta ni el ejercicio.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la apendicitis?

El problema principal de la apendicitis es el riesgo de que el apéndice se perfore. Puede ocurrir si no se lo extirpa rápidamente. Si el apéndice se perfora, se puede producir una infección en todo el abdomen llamada peritonitis. La peritonitis puede ser muy grave y hasta causar la muerte si no se la trata de inmediato.

¿Se puede prevenir la apendicitis?

Hasta el momento, no se conoce una forma de impedir que se produzca la apendicitis.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Si tiene alguno de los síntomas de apendicitis que se mencionan anteriormente, llame de inmediato al proveedor de atención médica o vaya a la sala de emergencias más cercana. La apendicitis es una emergencia médica grave. Se la debe tratar con la mayor rapidez posible.

Información importante sobre la apendicitis

  • La apendicitis se produce cuando el apéndice duele, se inflama y se enferma.

  • Es una emergencia médica. Debe buscar atención de inmediato.

  • Sucede cuando el interior del apéndice se llena de algo que lo inflama, como mucosidad, heces o parásitos.

  • La mayoría de los casos de apendicitis se producen entre los 10 y 30 años.

  • Casi siempre provoca dolor abdominal, pero cada persona puede tener síntomas diferentes.

  • El proveedor de atención médica le dirá que se necesita una cirugía para extirpar el apéndice.

  • Puede tener una vida normal sin el apéndice.

Próximos pasos

Estos consejos lo ayudarán a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.